LA TELETRANSPORTACIÓN
Por: Iván Darío Hernández Jaramillo.
 
¿Y si estamos al tiempo no solamente donde nuestra piel está, sino además donde una canción nuestra suena, o una foto nuestra se aparece? ¿Qué tal si estamos en Colombia conscientemente, pero resultamos estar multiplicados en África y en Europa al mismo tiempo? ¿Y si somos conscientes de la conciencia colectiva, de enterarnos que estamos unidos con los recuerdos, con la mente?
 
Me gusta demostrar que un campesino humilde anda al tiempo preparando su gallina para el sancocho en algún pueblo colombiano, y resulta posteriormente existir en el set de una película en otro continente. Quisiera imaginar que aquellos amantes cuya mente cree que están desunidos, puedan ser posibles por esta teletransportación en los sitios más hermosos del planeta, y posteriormente enterarlos de que definitivamente pueden estar juntos. ¿Qué pasaría si estamos encerrados en una oficina y al mismo tiempo alguien nos nombra y graba un video al otro lado del país mientras vuela sobre las montañas?. Técnicamente estaríamos volando a su lado, y si le avisamos al otro que está con nosotros, es perfectamente posible que estemos multiplicados por el mundo a través de la memoria.
 
La teletransportación definitivamente es un juego feliz para transmutar un duelo en un existir alegre. Es una dedicatoria a un hijo perdido y al mismo tiempo es un puente poderoso para traer al hoy a los que tanto deseamos en el futuro. Es una unión energética. Es traer al aquí y al ahora, y de mil maneras simbólicas a aquellos que desde ya han nacido desde nuestros deseos. La teletransportación no se trata de romper barreras del tiempo y del espacio, sino de interconectar el pasado, el presente y el futuro entre sí. Además, es la capacidad de simbolizar aquello que solamente habita en nuestro mundo onírico trayéndolo al que sentimos como real. ¿Realmente pensamos que porque es soñado, no existe aún? O ¿Existimos desde que nos sueñan, incluso décadas antes de nacer? Finalmente, y aunque no exista un final para esta posibilidad de ser y existir múltiples veces, la teletransportación es definitivamente una carta de amor a la unión de dos amantes

 

Descarga "Multiverso"  y haz parte de "Teletransportación"

La música de LAS FLORES SABEN COMO CONSOLARSE, grupo de grandes artistas con una voz única como María Clara Fonnegra y Diego Serna debía de ser la voz de esta idea de Teletransportación.  Las flores saben cómo consolarse es un grupo musical con influencias del sonido Motown, el minimalismo y  algunas vertientes de la música electrónica como el IDM y el Techno. El cine, el teatro y la poesía son elementos que nutren la creación de las letras y los sonidos... Si alguien debía de ser teletransportado,  tendría que seguir un camino, una conexión invisible y energéticamente potente de unión con la conciencia colectiva. El amor, así como la música serían los puentes conductores entre todos en el mundo, entre universos y conciencias, y para esta guía se necesitaba de sus voces y sonidos, de lo que se siente a lo lejos y por mucho tiempo y más desde que son escuchados.  Su música tiende a viajar con quien la siente en estados de catarsis y liberación.  

Fluye libre, alegre, melancólica e irrepetible entre nuevos formatos, creados a partir de la experimentación con el sonido. No tienen un instrumento definido, crean con cualquier sonido o instrumento según las necesidades de la imaginación.