Alita, Battle Angel- Junkie XL

El prontuario cinematográfico de Robert Rodríguez demuestra una nutrida lista de filmes particulares, excéntricos y con un sinfín de detalles que lo caracterizan por ser un director dentro de la industria bastante atípico que resalta por encima del resto. El texano que estuvo detrás de sagas como Mini espías o From Dusk Till Dawn, y del peculiar proyecto con John Malkovich 100 Years: The Movie You Will Never See que estrenará hasta 2115, llega esta semana a la gran pantalla con una apuesta prometedora, aventurera, conmovedora y emocionante de la mano de un pilar del cine de nuestra era, James Cameron. Battle Angel: la última guerrera fue producida por el director de Avatar con la misma tecnología de diseño 3D y captura realista de movimiento para generar un universo distinto, pero al mismo tiempo creíble a la vista.

En un mundo postapocalíptico donde los humanos y la robótica coexisten al punto de la existencia de ciborgs con interesantes habilidades y peligrosos resultados, el doctor Ido encuentra los restos de una ciborg adolescente a quien logra restaurar para traer de vuelta a la vida. Alita, bautizada en adelante con dicho nombre, deberá emprender una aventura por su propia memoria ausente de la cual quedaron solo retazos, para entender el motivo de su paradero en Iron City, y así guiarse por entre los vestigios de una guerra pasada que la vinculan más de lo que ella creería. La historia está adaptada del manga “Battle Angel Alita” o “GUNNM” de Yukito Kishiro. Rodríguez y Cameron tardaron tres años en el desarrollo de la cinta, la cual estuvo compuesta por 180 de líbreto, más 600 notas de composición escénica, escritas por el mismo director. Rodríguez imprime en el filme una narrativa de fácil vinculación para el público, juvenil que no alcanza a caer en el humor banal o los acontecimientos fortuitos, y salvo uno que otro “error” en el desarrollo de la trama, tal vez situación poco cubiertas en donde se pierde la misma lógica del argumento, la historia muestra un universo curioso, bellísimamente construido, con personajes de emociones realistas, y dosis de acción, drama y aventura impecablemente mezcladas.

La música estuvo encargada a Tom Holkenborg, famosamente conocido como Junkie XL, lo cual cobra un enorme sentido ante la propia linealidad dramática con la que la historia se cuenta. El estilo que identifica el trabajo de Holkenborg es el de bandas sonoras compuestas por muchas piezas matizadas que construyen cada escena en particular: vemos pocos acordes repetidos salvo los momentos cruciales en donde, si bien no es el mismo tema el que suena repitiéndose, sí es el grueso de su composición e intención, por lo cual cuando nos encontramos ante escenas cúspide de la película (y de los otros proyectos en los que ha trabajado) notamos como nos enlazamos con cuanto acontece por ese vínculo que genera entre lo incidental y su música. Todo el universo de Junkie XL en Battle Angel construye una secuencia de piezas que emocionan en ese sino aventurero que complace por ser una versión siempre adaptada del camino del héroe en la mitología; y, si nos detenemos a estudiar la trayectoria de Holkenborg, sus grandes éxitos están en películas fantásticas-de aventura con esta misma búsqueda dentro de la apuesta gráfica, como actoral, como sonora. Por no ir muy lejos podemos verlo presente en Deadpool, Mad Max: Fury Road o Tomb Raider. Este DJ neerlandés demostró nuevamente su capacidad para capturar la emoción humana y traducirla a través de un lenguaje sonoro profundo para el espectador que no puede dejar de sentirse exaltado gracias a la producción de semejante compositor.

Vemos como distintos puntos fuertes de la cinematografía convergen para lograr una cinta en su mayoría monumental con una historia de la cual sin lugar a dudas querremos saber más: una idea original que tiene sus orígenes en un manga, un libreto y una dirección tras Rodríguez y su grata imaginación renovadora para la gran pantalla, una producción por el icónico James Cameron capaz de traducir enormes ideas en verdaderos productos increíbles, y el muy reconocido Junkie XL que sintetiza la misma intención de Rodríguez y Cameron en cada una de sus partes. Lo único que nos resta decir, es que ojalá el cine contemporáneo nos permita seguir apreciando entregas como esta, que resultan en ideas fuertes, espectaculares, y películas que dejan huella en el mundo del cine.

FICHA TÉCNICA

 

Título: Alita, Battle Angel

Título original: Battle Angel: la última guerrera
País: Estados Unidos
Dirección: Robert Rodríguez

Música: Junkie XL
Reparto: Rosa Salazar, Christoph Waltz, Jennifer Connelly, Jackie Earlie Haley

Distribuidor: 20th Century Fox

Editado por: Editions Milan Music