The Green Knight - Daniel Hart

Por: Erica Acuña

Violinista de formación clásica, Daniel Hart llegó al cine de la mano de David Lowery en St. Nick, su primer largometraje como director para el cual compuso simplemente un par de temas. Un año después volverían a trabajar juntos en el cortometraje Pioneer, el cual es considerado por el compositor como su primera partitura para cine con una intención claramente narrativa.

 

Dos años después llegaría Ain't Them Bodies Saints. Una banda sonora íntima, evocadora con toques folk, que puso a Hart en el radar de otros directores como ​​Sam Esmail (Mr. Robot), con quien trabajó en Comet (2014). El tercer proyecto del dúo Lowery-Hart sería A Ghost Story, donde la música minimalista escolta a los protagonistas por su transitar emocional.

 

El año pasado, esta dupla creativa volvió a escena con The Green Knight, una nueva adaptación, del romance anónimo de finales del siglo XIV Sir Gawain y el Caballero Verde. El relato se refiere a la singular visita de un gigante a la corte del Rey Arturo. El gigante, con rasgos de árbol, conocido como el caballero verde le propone al rey un simple juego: uno de los presentes podrá propinarle cualquier golpe o corte, con la condición de que un año después dicha persona deberá viajar a su morada, la capilla verde, para recibir el mismo corte de vuelta. El joven Gawain, sobrino del Rey, asume el reto y decide cortar la cabeza del gigante pensando que así acabará con él y, por ende, con el desafío. Para su sorpresa, el caballero verde se incorpora y le recuerda que dentro de un año lo espera para devolverle el mismo corte. Transcurren los 365 días y Gawain emprende el viaje para enfrentar su fatal destino, y, junto a él, como escudera, encontramos a la apabullante partitura de Daniel Hart.

 

Las flautas dulces, el arpa celta, los sonidos percutivos, el espíritu singular del nyckelharpa o viola de teclas, un antiquísimo instrumento sueco cuyo origen se remonta a 1350, junto a las  voces corales femeninas interpretando canciones escritas en lenguas antiguas, como el inglés del medioevo y la lingua ignota, lengua entre latín y alemán creada por Hildegard von Bingen en el siglo XII con propósitos espirituales, nos remiten a una sonoridad claramente medieval; no obstante, la música de Hart, llena de capas y matices, va más allá de una simple contextualización histórica y nos sumerge en el misticismo, esoterismo y fascinación de la historia. Por su parte los sonidos electrónicos de un oscilador contribuyen hábilmente a alterar el tiempo permitiéndonos percibir con mayor nitidez los bucles temporales, los sonidos pulsantes con tonos lúgubres, apoyados por la sonoridad perturbadora y distorsionada del “The Apprehension Engine”, un peculiar instrumento análogo elaborado por el luthier Tony Duggan-Smith a pedido del compositor canadiense Mark Korven para The Witch (2015), nos conecta con lo sobrenatural, con lo fantasmagórico. La música de Hart nos lleva así a navegar por un mundo donde lo onírico se funde con lo consciente, donde la línea entre lo real y lo imaginario se vuelve por momentos imperceptible.


The Green Knight más que una historia de aventuras caballerescas, es el relato de un viaje interior donde nuestro protagonista deberá confrontar sus propios fantasmas, sus vicios y virtudes para honrar, o no, el sentido de su vida, y es precisamente ahí donde la música de Hart juega un papel fundamental posicionándose pertinentemente entre las luces y sombras, entre los monstruos del joven Gawain.

deezer_edited.jpg

FICHA TÉCNICA

Título: El caballero verde

Título original: The Green Knight

País: Irlanda, Canada y Estados Unidos

Dirección: David Lowery

Reparto: Dev Patel,  Alicia Vikander, Joel Edgerton

Música: Daniel Hart

Editada por: Milan Records

Donde verla: Google Play, Apple iTunes, Amazon Prime

Referencias:

Entrevista a Daniel Hart publicada en Slashfilm.