The Predator, Henry Jackman

Regresa a la gran pantalla la saga de los letales cazadores del espacio que desde 1987 amenazaron la tierra y fascinaron al público alrededor del mundo bajo el vigor de Schwarzenegger como protagonista. Hoy, 31 años más tarde, el temor suscitado por las bestias conocidas como Depredadores vuelve en una cuarta entrega que se ubica como un acontecimiento entre Depredadores 2 (1990) y Los Depredadores (2010). Esta vez, la tierra se ve amenazada bajo la teoría de que estos seres extraterrestres poseen la capacidad de reformar su ADN para fortalecer su lucha y su caza. ¿Por qué están regresando a la tierra con, cada vez, más frecuencia? Quinn McKenna, un francotirador del ejército, interpretado por Boyd Holbrook, y la científica Casey Bracket, interpretada por Olivia Munn, se ven involucrados en la obligación de salvar el mundo, a ellos mismos y a sus familias, cuando todo se sale de control con una nueva visita sin precedentes. 

The Predator, fue dirigida por Shane Black, quien ya había estado involucrado con la saga anteriormente como actor secundario de la primera entrega. La película mantiene la atención del público con enigmas intrigantes que se resuelven poco a poco. Sin embargo, no se puede evitar cuestionar los errores de congruencia que presenta la producción como que, de la nada y frente a un aprieto, los protagonistas se salven por la aparición espontanea de un helicóptero. Cuestiones por el estilo generan cierta distancia y la sensación de que se rompe un poco el pacto filme-espectador de la credibilidad, aún en la ciencia ficción. En cuanto a la banda sonora, estuvo producida por Henry Jackman un compositor que podemos recordar, y aplaudir, por la versatilidad en el medio bajo cintas como X-men: primera generación; G.I Joe: Retaliation; Wreck-it Ralph o las dos entregas de Kingsman entre muchas otras.

Precisamente, la banda sonora de The Predator maneja dicha diversidad entre sus pistas, factor que agrega cierta hilaridad a los momentos cómicos y menos tensionantes, pero que además no logra alcanzar la solvencia entre estas como para hablar de una identidad sonora. En muchas de las escenas vemos una escisión entre lo visual y lo auditivo, dado que la puesta en escena, con secuencias de acción y adrenalina continua, exigen de cierta forma un ritmo rápido, con tonos vivos, acelerados, que contengan el aliento de los seguidores de la saga; y es en este sentido en donde Jackman puede llegar a quedarse corto: sus pistas son débiles a la hora capturar los momentos de combate y huida.

Pero la banda sonora no falla por completo. Un detalle curioso que me atrevo a sugerir es el la similitud de la composición de Jackman, con orquesta de John Williams en la opera especial Star Wars. Escuchando con detenimiento, es posible identificar juegos muy parecidos a los que está acostumbrado Williams en momentos de la saga como la persecución de naves, los escapes de la Resistencia y demás. Tal vez, podría pensarse, Jackman pretendía narrar de una forma distinta la angustia y el miedo que despertaba el depredador, pero en lo personal, considero que dicha mezcla de géneros que puede llegar a identificarse en su composición, no es para nada favorable.

FICHA TÉCNICA

 

Título: El Depredador

Título Original: The Predator
País: EE UU.
Dirección: Shane Black

Música original: Henry Jackman

Editada por: Lake Shore Records
Reparto: Olivia MunnBoyd HolbrookTrevante RhodesSterling K. Brown, 

Distribuida por: 20th Century Fox

Estreno nacional: 20 de septiembre de 2018