Green Book - Kris Bowers

Al empezar a ver Green Book me hice la misma pregunta que unos meses atrás el director Peter Farrelly se encargaría de contestar en Variety: ¿caerá Green Book en la típica trama hollywoodense del “white savior” o blanco salvador? Para quienes no están familiarizados con este término, se refiere al cine occidental que muestra siempre un “héroe” blanco que llega a facilitar las cosas o incluso “salvar” a los personajes negros; emitiendo el mensaje, indirecto, de que tales personajes, minorías, necesitan del hombre, blanco, occidental, que los saque de sus problemas. Y partiendo de esto, ¿qué pasa en este caso?

 

El filme está dirigido por Peter Farrelly, recordado por sus piezas humorísticas de la mano de su hermano Bobby Farrelly. Esta pieza es una de las pocas que ni está dirigida por la dupla de hermanos, ni tampoco entra en el nicho humorístico tan habitual del cineasta (o al menos no por completo). La cinta relata la gira musical del pianista negro Don Shirley con su grupo en plena época del racismo crudo estadounidense. Siendo 1962, el músico debe contratar al chofer italiano Tony Lip como guardaespaldas para que lo acompañe a cruzar el sur del país, la región con marcada discriminación, persecución y represión contra la población negra que vivía en una separación por poco absoluta. Viggo Mortensen y Mahershala Ali (ambos nominados al Oscar en sus respectivas categorías por tan bien lograda interpretación) dan vida a ambos personajes, quienes a lo largo de la cinta pasan de una tensionante indiferencia (también marcada por el factor racial) a un lazo de amistad verdadera.

 

La película es una especie de drama cómico que no abusa del factor humorístico para no empañar la verdadera carga dramático surgida por el tema histórico del momento. Dado que está basada en un hecho de la vida real es fiel a contar la historia y cubre de manera idónea los factores de vestuario, condiciones sociales de vivencia (para blancos y negros) costumbres, lenguaje y escenografía. En cuanto a la banda sonora, la producción estuvo a cargo de Kris Bowers. El compositor se encarga de generar una mezcla interesante entre música de la época que ambienta perfectamente la mayor parte de las escenas, como de recrear las piezas sinfónicas de Shirley (que Ali interpreta frente a la cámara) y temas originales que capturan la personalidad vigorosa de Tony Lip y el estilo recatado, elegante y distante de Don Shirley. Hay una combinación grácil entre el blues de los momentos simpáticos y los acordes graves y abrumantes para las escenas dramáticas.

 

Ahora bien, ¿qué sensaciones generales deja esta película? Hay una cuestión que incide fundamentalmente en todo este debate del white savior y es, como venimos mencionando hasta la saciedad, el factor histórico. Es difícil juzgar a Tony Lip bajo la óptica del héroe blanco puesto que dentro de la vida real, en 1962, aquel suceso ocurrió en efecto: no es algo con lo cual Farrelly haya surgido un día al considerar que para relatar la vida de Shirley necesitaba añadir un guardaespalda. No obstante, las críticas apuntan es a otro punto de bastante gravedad: toda la historia está contada desde la perspectiva de Tony Lip, el que, con ese detalle, sí se vuelve un héroe blanco típico de Hollywood. ¿Por qué contar una historia de discriminación por protagonista blanco y no, teniendo toda la historia de peso de mi personaje negro, el verdadero afectado, narrarlo bajo sus ojos liderando el curso de la cinta? Es una respuesta que Farrelly contesta con ambages sin precisar un motivo convincente. Las críticas escalaron incluso hasta los mismos familiares de Don Shirley.

 

Teniendo esto en cuenta, ¿cómo podemos concluir la experiencia con la prometedora nominada a los Oscar? Green Book narra una linda historia, con esplendidas actuaciones en donde vemos una faceta de Mahershala Ali distinta a la acostumbrada en el mercado. El guion está muy bien trabajado, tanto así que ganó el Globo de Oro por esto. Una composición sonora que cala bien y un cuadro histórico que es tanto pictórico, como realista, como profundo y veraz. La película tiene buena fuerza para una acogida favorable por la audiencia en taquillas, como para competir con favorabilidad en los grandes premios del 24 de febrero de este año. Sin embargo, el peso que carga con la tradición del white savior hollywoodense es enorme, y en lo personal me es imposible digerirla sin detenerme en esto.

FICHA TÉCNICA

Título original: Green Book.

Título: Green Book: una amistad sin fronteras. 

País: Estados Unidos.

Dirección: Peter Farrelly.

Música: Kris Bowers.

Reparto: Viggo Mortensen, Mahershala Ali, Iqbal Theba, Linda Cardellini, Ricky Muse.

Distribuidor: Storyteller Distribution. 

Editado por: Milan Records