El amor menos pensado, Iván Wyszogrod

Del amor ya tanto se ha dicho que poco, o incluso nada, podrían agregar las palabras de esta reseña en contraste con la gran pieza cómico-romántica con la que el productor y guionista argentino Juan Vera debuta como director. El amor menos pensado nos trae la historia del amor en su profundidad: no trata un romance fugaz a los veinticinco años que fue todo, como nada, a la vez. No es un idilio imposible, ni el relato de un verano apasionado que pronto acabó. Contrario a todo esto, es la historia de un amor real, posible, cotidiano y ante todo esto la historia fascina y cautiva como ninguna.

 

Marcos y Ana son una pareja de esposos que pone en duda la solidez de su amor cuando su único hijo se va a estudiar al extranjero. El matrimonio llega a la conclusión de que no se aman, y que están listos para vivir en su soltería, para disfrutar del divorcio y sobrellevar la crisis existencial que a cada uno le afectó de manera distinta: mientras Ana se revitaliza, de muchas diferentes formas, Marcos explora las aventuras de su propia adrenalina en la adultez. Sí, ambos personajes encaran la vida de una pareja de cincuenta años que carga a cuestas una relación de 25. Con costumbres, hábitos, convivencia, trabajo, estabilidad, familia: todo esto se derrumba de la manera menos trágica y libre posible y la comedia aflora para saldar esta tragedia que se cuenta sola y no deja a ninguno triste o desconsolado.

 

La actuación de Ricardo Darín y Mercedes Morán es impecable: aportan con la frescura de su interpretación y la fuerza de sus personajes para construir una trama atrapante que, como espectador, desearía que no se acabe: que Ana surja con una nueva ocurrencia hilarante y Marcos se involucre en otro despiste. Al final, el cierre, es la sinceridad y transparencia de lo que fue un amor sincero. La combinación precisa entre la dirección de Vera y la experiencia de Morán y Darín genera todo un universo del que el espectador pasa a ser cómplice, amigo íntimo de ambos, confidente e incluso seguidor y fanático.

 

Ahora bien, la banda sonora es un tema interesante para discutir. El tema principal es Fuego y Pasión, interpretada por el cantante brasileño Wando. Al buscar acerca de la banda sonora y la música de la película, el destacado compositor Iván Wyszogrod aparece como el compositor. No obstante, el filme carece de una sinfonía propia (y en realidad, no la necesita en absoluto). En medios de comunicación no es claro el papel que juega Wyszogrod, bien sea de compositor de una banda sonora que no es presentada con la cinta o como seleccionadora de las piezas musicales que ambientarán la historia; de ser este su papel, hay que señalar que la escogencia es amena para narrar con suavidad, y no opacar, ni la puesta en escena, ni el diseño de imagen, ni la trama, ni la representación.

 

El cine está viviendo una diversificación interesante de la cual ni el arte latinoamericano se ve exento. La inclusión de personajes diferentes, con sexualidades diversas, con edades y fenotipos poco acostumbrados en el cine occidental, con discapacidades y valores que los acercan más hacia lo real. Esta, parece una necesidad implícita del público contemporáneo que aplaude y disfruta propuestas como esta, en donde muy seguramente El amor menos pensado no es la excepción.

FICHA TÉCNICA

 

Título: El amor menos pensado
País: Argentina
Dirección: Juan Vera

Música: Iván Wiszogrod
Reparto: Ricardo Darín, Mercedes Morán, Claudia Fontán, Andrea Pietra, Luis Rubio

Estreno nacional: 04 de octubre de 2018

Distribuidor: Cinecolor Film Colombia